miércoles, 7 de febrero de 2018

Detrás del telón... Amor se escribe con H y otras maneras de decirte que te quiero

¡No me puedo creer estar de nuevo escribiendo esta sección!
Llevaba meses incompleta en mi ordenador y, por fin, puedo compartirla con vosotras.
Si no habéis leído la novela, os ordeno pido amablemente, que os larguéis echando leches, porque, como siempre, está plagada de spoilers.

Bueno, pues no me enrollo más... ¡Allá vamos!

miércoles, 31 de enero de 2018

Enero...

Ya os lo conté en el resumen anual de las mejores lecturas, terminé el 2017 un tanto desencantada.
Quizá es que llevaba un par de años leyendo demasiado, primando la cantidad por encima de la calidad.
Quizá es que somos etapas y yo estaba en una de esas que anticipaban un cambio.
Quizá... Quizá...
El caso es que comencé el 2018 diciéndome que iba a centrarme en leer novelas que de verdad me llamaran, que me aportaran algo y, por primera vez, si un libro no me estaba gustando, lo abandonaría sin remordimientos. Hasta entonces me costaba tomar esa decisión; era de las que se forzaban a terminar una historia aunque no la estuviera disfrutando. Puede que por compensar el gasto económico o porque pensaba que todos los libros merecen una oportunidad... No lo sé.
Lo que sí sé es que tengo poco tiempo libre solo para mí, mucho trabajo (y ganas de trabajar incluso cuando no debo) y por eso he llegado a la conclusión de que debo gastarlo solo en cosas que me merezcan la pena.
Por eso este mes solo voy a hablaros de tres lecturas. Tres títulos muy diferentes que pasan automáticamente a mis favoritos del año. Tres historias que recomiendo sin dudar.

¡Vamos allá!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Balance 2017

Ha sido un año bonito...

Sé que es una palabra sencilla que parece que abarca poco, pero no lo es en absoluto.
Si pienso en todo lo que me ha traído el 2017 solo me viene a la cabeza ese adjetivo: bonito.
No todo ha sido bueno, la vida es un ir y venir de sucesos, de emociones, de vivencias que no siempre son positivas, pero soy afortunada.

martes, 26 de diciembre de 2017

Mejores lecturas 2017

¡Me parece increíble estar de nuevo escribiendo esta entrada!
Sé que aún quedan unos días para terminar el año, pero tengo un libro a la mitad y muy poco tiempo para leer, así que puedo dar por finiquitado el año de lecturas.
Antes de contaros cuáles han sido las mejores para mí, tengo que confesar algo. Si echo la vista atrás y recuerdo mis mejores novelas leídas de otros años, me sorprende. Y es que, sí, he evolucionado como lectora. Todos cambiamos en muchos aspectos de nuestra vida, y en este no iba a ser menos. Creo que el hecho de escribir y estar en constante aprendizaje me hace enfrentarme a cada nuevo libro con otros ojos. Unos ojos que quizá sean más críticos, y con los que, en ocasiones, disfruto menos de lo que lo hacía antes. Me he vuelto más exigente y mi formar de valorar ha cambiado. Os cuento esto porque, por primera vez, al buscar mis diez mejores lecturas del año entre sesenta novelas, me costaba completar el número. Otros años se me quedaba corto. Y eso que muchas de ellas tienen las cinco estrellas porque en ese instante para mí lo merecieron, pero al pensar en todas como una totalidad, solo unas pocas siguen ahí, dentro de mí; las recuerdo, incluso cuando quizá no las valoré en su momento como merecían, y creo que, al final, consiste en eso, en que despierten algo en cada uno.
Esto no significa que haya tenido mala suerte en mis elecciones, sino que, entre otras cosas, he tenido una crisis importante con el género romántico. Además, muchas de estas historias me han encantado, pero no me han marcado, que es lo que yo busco al hacer este tipo de ranking.
No quiero enrollarme más. Aquí os dejo mis diez. Una lista de novelas que, por un motivo u otro, recomendaría, que despertaron algo en mí o que llegaron en el momento apropiado. El orden es aleatorio y recuerdo que esta lista es totalmente subjetiva...❤

jueves, 30 de noviembre de 2017

Noviembre, tranquilo

Me parece raro poner este título a la entrada. Estoy tan acostumbrada a un ritmo un tanto caótico que noviembre ha sido casi un regalo. No significa que no haya trabajado; lo he hecho, y mucho.
No obstante, por fin he podido disfrutar de días enteros para mí, para sentarme y centrarme en el siguiente proyecto que tengo entre manos y dejarme llevar. Para conocer mejor a Oliver y zambullirme en su historia.
(Y ahora, si no has leído Caótica Jimena, ¡largo de aquí, insensata!)