martes, 7 de abril de 2015

El comienzo

Tengo que empezar esta entrada diciendo que esto, en realidad, no es un comienzo, sino una parte fundamental del camino.
Y tengo que empezar confesando también, que nunca creí que lo alcanzaría.
Y aquí estoy. Estrenando un blog con la ilusión de una niña ante los regalos de Navidad, sin saber si me gustará o no lo que me encuentre tras el papel de colores chillones, pero disfrutando del efímero placer de abrirlo sin saber lo que me encontraré al otro lado.
Aún no tengo muy claro la finalidad de todo esto, lo único que sé es que me apetecía hacerlo y eso ya es suficiente motivo en sí mismo como para intentarlo.
Llevo toda la vida escribiendo. En las hojas de atrás de los cuadernos del colegio, en libretas que escondía entre mi ropa interior siendo adolescente y en cualquier material que me lo permitiera hacer según pasaban los años, pero nunca me había atrevido a compartirlo.
Da miedo. Simple y llanamente. Acojona. Y mucho. Supone un acto de desnudez brutal difícil de gestionar si se da el caso de que no estés preparada para ello, como me ocurrió a mí.
¿Y por qué doy el paso ahora? Porque la vida, a veces, es muy puta, y de repente da un giro radical y te ves perdida.
Eso fue lo que me hizo abrir los ojos. Me vi profesionalmente perdida con apenas 29 años, con problemas de salud y con una piedra enorme en el camino que me desbordó a nivel personal.
Es cierto que podía haber seguido lamentándome y hundiéndome aún más, pero decidí que eso no era lo mío y que quizá era el momento para volcar toda esa frustración en algo productivo. Meses después tenía el borrador de mi primera novela y una idea en la cabeza que seguía creciendo día a día.
No tengo garantías de nada, es posible que todo esto no se quede en más que un sueño que tuve un día y que no pudo ser, o en una anécdota que contar a mis hijos, pero lo que tengo claro es que nadie me podrá decir nunca que no lo intenté. Ni siquiera yo misma, que al fin y al cabo somos nuestros peores enemigos.
Sigo estando en el paro, sigo teniendo asuntos pendientes de resolver, pero ahora también tengo una vía de escape, una ilusión, un objetivo. Por eso creo firmemente que el hecho de autopublicar mi primera novela no es el principio, sino un punto del camino en el que me encuentro ahora y para el que me he estado preparando toda la vida.
Así que aquí estoy ahora.
Me llamo Neïra y aquí comienza mi historia.

13 comentarios:

  1. Te deseo muchisima suerte, se que la vas a tener. Deseando leer más.
    Un saludito cordial, Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noa, mil gracias. Segunda parte en proceso... ;-)

      Eliminar
  2. Siempre conseguirás todo lo que te propongas
    Tengo ganas de leer más...
    Te quiere tu hermana Eva.

    ResponderEliminar
  3. Adelante con fuerza, porque tu lo vales
    Queremos la continuación
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hace falta mucho coraje para dejar a un lado lo familiar y lo seguro y abrazar lo nuevo con valentía. En este nuevo proyecto que estás empezando estoy segura que lograrás un gran éxito, porque el éxito no solo se logra con cualidades especiales sino también con trabajo y constancia. Y todo esto tú ya lo tienes. Te deseo que disfrutes de esta nueva aventura. Besitos. Judith

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Mil gracias Judith!!! ¡Muero de amor!

      Eliminar
  5. Hola Neïra!! Ayer descubrí tu libro y hoy lo he terminado...Me ha gustado tanto que quería saber mas de la autora y buscando he dado con esto. Felicitarte por el gran trabajo realizado, he quedado fascinada con cada uno de los personajes que has creado, he reido y pasado un rato muy entretenido. Esperaba un final...y ¡¡zas!!has conseguido que me entren las ansias!!!! Te suplico que no tardes horrores en publicar la continuación ( es broma, tu todo el tiempo que necesites). Por supuesto he recomendado tu libro a todas mis amigas, primas, tias...Poco a poco todo tu esfuerzo se verá reconpensado. Enhorabuena!!besos de una seguidora.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Ursula! Muchísimas gracias por tus palabras y por el apoyo, me alegra que hayas disfrutado y sentido con esta historia.
    Ahora mismo estoy trabajando en el desenlace, pero aún queda trabajo que hacer, así que ¡paciencia! ;-)
    Gracias también por recomendar mi libro,no te imaginas lo feliz que me haces.
    Un abrazo muy fuerte, Neïra.

    ResponderEliminar
  7. Leyendo, leyendo... he llegado hasta aqui, al comienzo de tu blog (me lo esperaba mas largo, gracias por ponermelo facil)

    Ayyy, nena, que tu y yo tenemos mas cosas en comun aparte de nuestro vicio confesable por Jared!!! Tuve mi negocio tambien, acabé cerrandolo por la crisis (que coincidio con mi embarazo), la mezcla de todo desembocó en una depresion de la que no fui consciente hasta casi tres años despues... Pero a diferencia de ti no me ha dado por escribir novelas, jajajaja

    Tengo guardado un texto de un blog en el que hablaban de la importancia de tener un amante para tener un aliciente en la vida... tu amante es la escritura. Y si, eres escritora porque escribes, igual que yo me considero corredora porque corro, que mas da que haya gente por ahi que haga mas o sean mejores que nosotras? No es mejor quien mas hace, sino quien tiene el valor de intentarlo.

    Y despues de este desvario (si es que a estas horas que te puedes esperar??) solamente me queda por darte las gracias (una vez mas) por permitirme saber un poquito mas de ti... Y por haber metido en mi vida a Oli y a Mario

    Un besazo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo!
      Siento lo de tu negocio, es duro, sobre todo porque supone un esfuerzo increíble montar algo propio y todo son desventajas... pero en fin, quédate con lo bueno, con la experiencia, con lo que tienes ahora (no sabía que fueras mamá!), y con todo lo que está por venir.
      Mira, ayer mismo lo hablaba con H, si no me hubiera ido mal la tienda, nunca hubiera escrito la historia de Oliva. Es así, yo me volqué en eso, tú encontrarás otra cosa (si es que no lo has hecho ya).
      Lo del amante me ha gustado, es cierto, de hecho escribir me da la posibilidad de tener media docena (el prota de la nueva historia me tiene loca, loquita, loca).
      Gracias de nuevo y desvaría lo que quieras, creo que ya habrás comprobado que yo lo hago a menudo.
      Un besazo!

      Eliminar
    2. Pues si, tengo una terremotillo de 4 años, a la que adoro y me vuelve loca a la vez...

      Yo soy muy creyente "del destino", pienso que todo sucede por algo, y cuando es su momento, ni antes ni despues.... Por eso tu tienes a Oli y no tu tienda... Por eso he caido ahora en las redes de 30STM y no cuando les escuche por primera vez hace 5 años...

      Te dejo el enlace al post del amante, merece la pena leerlo y guardarlo, es precioso

      http://brujulacuidador.com/2013/08/04/hay-que-tener-un-amante/

      De desvarios mejor no hablamos... Creo que ya me has vivido en accion, ejem...

      Otro besazo de vuelta!!

      Eliminar