martes, 12 de abril de 2016

Decir adiós

He empezado esta entrada tres veces. No sabía muy bien cómo hacerlo, cómo plasmar lo que siento en estos momentos. Es posible que penséis que estoy loca y no pasa nada, de verdad, es totalmente comprensible, pero es que ha sido leer la última palabra de Fuiste mi verano y sentir que me desinflaba.

No sé cómo lo vivirán otros escritores, pero poner punto y final a la historia de Daniela ha sido para mí un momento muy sentido. Una mezcla extraña entre alegría, tristeza y un regusto de nostalgia; porque sí, ya los echo de menos. Sé que aún tiene que llegar el desenlace a vuestras manos y que durante un tiempo seguiré viviendo con ellos... pero tengo que empezar a desengancharme de esta historia... y cuesta. Supongo que es un proceso al que debería empezar a acostumbrarme, pero en este caso ha sido aún peor que con Oliva.
No sé si por el tono de la novela, el transfondo, esa melancolía que arrastraba, porque los personajes tenían otra profundidad... pero cuando ha llegado al fin el día no quería soltarlos aún, no quería publicar por miedo a que fuese pronto o yo qué sé.
(Aviso que esta entrada es para desahogarme yo y punto, no le busquéis demasiado sentido).

Pues eso, que he terminado de preparar la subida del libro y, en vez de tirarme en el sofá en plancha después de dos días agotadores, me he puesto a escribir esto, porque debería estar contenta, pero estoy triste. Supongo que, como le ocurrió a Daniela en más ocasiones de las que la pobre merecía, soy yo ahora la que tengo que pasar mi propio duelo.

Ojalá os guste el desenlace, de corazón. Confieso que esta vez he tenido un montón de dudas, a pesar de que es lo que más orgullosa estoy de haber escrito, pero es que eso no significa que ni sea lo mejor, ni lo que más os llegue.

No voy a hacer ningún spoiler, pero quiero contaros que la historia de Daniela surgió con la intención de escribir sobre esas cosas feas que nos hacen tan humanos, como la traición, el orgullo, la decepción o la incapacidad de perdonar, pero remarcando que también existe el otro lado de la moneda, donde se encuentran las segundas oportunidades, la superación y el conocerse a uno mismo.

Yo quería hablar sobre la tendencia humana a cagarla sin necesidad de grandes traumas, conflictos, ni tramas enrevesadas que leía en tantas novelas (sin menospreciarlas, ojo). Lo que he intentado explicar es que no hace falta tener un pasado oscuro para ser egoísta, vengativo, infiel, mentiroso o simplemente un poco idiota cuando se trata de sentimientos. Que la mayoría de las historias reales de la calle son así y partí de esa idea. Espero haberlo conseguido. Y sobre todo espero que lo hayáis disfrutado.

Os dejo, con un nudo enorme en el estómago que no me va a dejar ser persona hasta que pasen estos primeros días y vayáis compartiendo vuestras impresiones conmigo, pero con la sensación de estar orgullosa de lo que he hecho. Deseo que también lo estéis al terminar.

Y qué mejor modo que despedirme con música...

 Soy una enamorada de Funambulista, así que en este caso voy a compartir con vosotras una de sus canciones. En realidad no aparece en ninguna de las dos partes, pero tengo que confesar que, de algún modo, escucharla hasta la saciedad me inspiró esta historia. Si la escucháis bien, comprobaréis que la describe a la perfección.

Hay otras que aparecen en los libros que para mí marcan la historia de Dana y del chico del sombrero, como Use somebody, de Kings of Leon, en Fuimos un invierno o Maldita dulzura, de Vetusta Morla, en Fuiste mi verano.
La primera por la escena a la que pone banda sonora y lo que significa para ellos. La segunda, porque la escuché en bucle mientras me metía en la cabeza de Daniela y porque me recuerda tanto a ellos que parece que fue escrita para poner banda sonora a los libros.
Maldita dulzura se me ha quedado bajo la piel (en breve de forma permanente) y sé que cada vez que la escuche me recordará inevitablemente a ellos. Pero bueno, de este tema ya os hablaré otro día ;)

Se os quiere. Sed felices.




13 comentarios:

  1. Entiendo que te sientas así, si nos pasa a veces como simples lectores, que nos cuesta y nos entristece despedirnos de algunos protagonistas de novelas que nos han llegado al alma, e incluso de personajes secundarios a los que les hemos cogido un cariño especial... Con mayor razón si son "tuyos" si salen de ti y llevan mucho de Neïra dentro... Seguramente han ocupado tus mañanas, tus tardes y tus noches, y han vivido contigo durante meses, en tu cabeza y en tu corazón. Esa sensación de vacío se suavizará con los días, espero que se transforme en satisfacción por el trabajo bien hecho. Y entonces surgirá otro proyecto y darás vida a nuevos personajes y todo volverá a empezar ¡Y que espero sea pronto! (después de descansar, que te lo has ganado) ;) Lo importante es que los has hecho inmortales... ahora ya están ahí para siempre, para cualquiera que ahora o en un futuro quiera conocerlos y disfrutar de su historia. ¡Ánimo! y como tú dices, sé feliz y disfruta del momento. Ya te diré si me hundo en la miseria cuando la termine jajaja ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pippa!
      Gracias por pasarte por aquí :)
      Y por tus palabras claro... porque no lo podías haber explicado mejor. Leerte ha sido un chute de energía.
      Se me pasará, porque como tú dices ahora las lectoras les seguirán dando vida. Me siento un poco loca hablando así de personajes ficticios, pero esta es la magia de los libros... ;)
      Espero que disfrutes de la historia jajaja y tranquila que no será para tanto... creo XDD.
      Un besazo!!

      Eliminar
    2. ¡¡Nosotras envejeceremos y ellos no!! Si eso no es magia... De loca nada, y gracias a ti. Un besazo!!

      Eliminar
  2. Ayy Andrea, te entiendo perfectamente... desde la humilde perspectiva de una lectora por supuesto!
    Cuando una historia te marca da mucha pena terminarla, aunque te haya encantado no puedes evitar la melancolía que supone acabarla y tener que despedirte. A mí me paso con Oliva y Mario, qué mal me quedé cuando finalicé la lectura y es que después de haber experimentado tantas sensaciones no quería salir de la historia y no saber nada más de ellos...
    Pero ahora con el paso del tiempo sólo recuerdo lo intensa que fue su historia, lo que disfruté leyéndola y lo enamorada que acabé de esos personajes. Es un proceso, al menos para mí, pero a la larga sólo queda lo bueno y en tu caso te queda la satisfacción de habernos hecho tan felices con tus palabras!
    Ánimo y ya verás que en breve te vuelve el subidón, de eso nos encargamos nosotras! Yo ya lo tengo comprado, ahora necesito un poquito de tiempo...deseando contarte mis impresiones.
    Un beso gigante
    P.D. Amo a vetusta morla!!! En serio te vas a tatuar? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laida!!
      Gracias por tus palabras. Sí, es ese proceso, se parece al que he vivido como lectora otras veces, y cuesta... pero en el fondo es hasta bonito. Ya voy haciéndome a la idea XDD y empiezo a disfrutarlo según me llegan vuestras impresiones. Me quedo con veros, oíros y leeros a vosotras cuando me decís lo que disfrutáis, sufrís o reís con la historia :)
      Espero tu sincera opinión!
      Ah, y sí... tatuaje en nada... ya os lo enseñaré ;)
      Besitos!!

      Eliminar
  3. No queria terminarla y ahora que la he terminado me queda un vacio. Eso es lo que consigues escribiendo tan bien. Quiero más historias, ojalá fueran interminables. Decirte que no es mi genero de lectura favorito, pero desde que leí tu primer libro me enganchaste, imaginate lo que habrias provocado si llega a ser mi genero favorito. Ansiosa la espera del próximo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noa!!
      GRACIAS en mayúsculas. Por todo. Por disfrutarlo. Por tus palabras tan bonitas en Facebook. Por recomendarme. Por todo!!!
      Un besazo enorme!!

      Eliminar
  4. Neïra acabo de terminar de leer Fuiste mi verano y he sentido una necesidad imperiosa de tener que darte mi más sincera enhorabuena por el trabajo que has hecho y darte las gracias por hacernos llegar una historia tan REAL y SENTIDA. Me ha gustado mucho, muchísimo (incluso un poco más que Oliva).

    Solo puedo decir que eres un referente para mí en esta categoría, por tu cuidada escritura y cómo consigues que nos sumerjamos en ella.
    Espero que se te reconozca como es debido en este mundillo, como una grande que eres. :D

    Ahora mismo siento un vacío enorme al haber acabado el libro así que, me imagino, no debe ser nada comparado a lo que debiste sentir ; por otra parte, es algo bueno, es señal de que has puesto cuerpo y alma en ello y, eso, llegas a transmitírnoslo.


    ¡Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marina!
      Gracias por tu mensaje. Me hace muy feliz que hayas disfrutado la historia de ese modo. Me dejé la piel poniéndome en la de Daniela, así que me alegro de que eso te haya llegado :)
      Gracias por la confianza, espero poder seguir dando pasos en este mundillo, pero si no sucede, ya estoy infinitamente agradecida por lo que me dais las que me seguís.
      Un besazo enorme!!

      Eliminar
  5. Este fin de semana lo he dedicado a leer Fuiste mi verano. No podria decirte si me ha gustado mas que la lista de Oliva. Creo q son historias diferentes. Daniela me ha atrapado desde el principio, aunque creo que en esta segunda parte......le hubiese dado mas de un tiron de orejas por tanta indecision!!! Y que decirte de Luca!!! Me he enamorado de manera inevitable. Un gamberrete encantador. Coincido en que eres genial escribiendo. La psicologia ha perdido una probable buena profesional, pero creo que has encontrado tu camino. Enhorabuena. Esperando la siguiente con ganas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noelia!

      Gracias por tu mensaje!!
      Sí, Oliva y Daniela son muy diferentes. Necesitaba hacer algo así, muy distinto a todo lo qeu fue crear el mundo de Oliva, tanto en personajes, como en ritmo de la historia, como en sentimientos.
      No eres la única que ha querido matar a Daniela, es normal, sé que llega a desesperar, pero hay que ponerse en su lugar e intentar comprenderla, aunque también sé que no siempre resulta fácil.
      Y Luca... qué te digo yo de Luca... si es que me ha enamorado más que a vosotras jajaja, no debería decir esto... pero ahora mismo está el primero en mi propio ránking.
      Gracias por tus palabras, de corazón :)
      Un besazo!

      Eliminar
  6. Acabo de descubrirte y tengo que decirte que me encanta como escribes.Dana y luca se quedarán en mi corazón y lo que mejor puede hacer y hice es recomendarlo a mis amigas (hacia tiempo que no lo hacia).Gracias,no dejes de escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juli!
      Muchísimas gracias por tus palabras, por leerme y por sentir con la historia de Daniela. Y por supuesto por recomendarme.
      Un placer tenerte por aquí :)
      Te mando un beso gigante!

      Eliminar