martes, 7 de febrero de 2017

Enero, frío y caótico

Dicen que cuando una cosa funciona, no debe cambiarse. A veces que es cuestión de renovarse o morir. Yo qué sé. Supongo que podemos coger el consejo que mejor nos venga según la situación...
El caso es que llevaba tiempo dándole vueltas a hacer algo nuevo con los resúmenes del mes, por eso de que cuando algo comienza a hacerse cuesta arriba lo mejor es intentar darle un giro para que no pese tanto.
Sé que os gustan las recomendaciones, compartir impresiones sobre libros y todo lo que hacíamos cada fin de mes, con el resumen de las lecturas. Pues bien, voy a seguir haciéndolo, pero de otra manera, porque, sinceramente, me llevaban bastante tiempo y mis rutinas están cambiando.
Me toca sacar minutos de debajo de las piedras para escribir, porque lo necesito. Porque muchas veces no caemos en la cuenta de todo lo que supone publicar un libro, las horas pasadas con las redes sociales, con las entradas, buscando fotografías, documentándonos, llevando (o sobrellevando) el papeleo que no se ve... mil rutinas diarias que hacen que al final del día contabilice y diga... ¿cuánto he sacado para hacer lo realmente importante? Y en ocasiones os confieso que es ridículo.
Así que me voy a centrar en lo que me haya aportado algo en enero; un libro, una canción, una película. Un momento. O dos. O tres. Dejarme llevar y que salga lo que tenga que salir...


Enero comenzó como cada año, con la resaca postnavideña que todos compartimos por esas fechas y con un final de etapa en mi vida. Muchas sabéis que llevo tiempo con reformas, de hecho cualquiera podría pensar que me mudo a un palacete victoriano por la cantidad de meses que llevamos de obras, pero no. Lo hacemos a un pisito muy cuqui que hemos estado poniendo bonito nosotros mismos, disfrutando y sufriendo del proceso, y que espero que cuando esta entrada esté publicada yo ya esté durmiendo bajo ese nuevo techo (¡¡lo estoy, lo estoy!!). Una casa a veces solo es eso, pero en ocasiones supone algo más y siento el cambio como el comienzo de una nueva etapa. Una más madura, más centrada, más calmada, pero juntos; siempre H, Neo, Lola y yo juntos.
Ha sido un mes extraño, frío, caótico y agotador, porque entre azulejos, la visita semanal obligada a Ikea y cajas, yo tenía que ir preparando el sendero para que Valiente Vera, pequeña Sara comenzara a caminar sola. He dormido poco, pero creo que ha merecido la pena.
 A pesar de todo ese trabajo, he sido capaz de sacar tiempo para mí. Para leer, para disfrutar de esas pequeñas cosas que hacen que hasta los días un poco grises lo sean menos. Y qué mínimo que compartirlo con vosotras.

Libros...

Enero ha sido el mes de Cherry Chic.

Conocí a una tal Julieta y me enamoré de su excéntrica sencillez, si es que eso existe. De sus locuras, de su modo de ver la vida, de su generosidad. Me enamoré de ella no solo por tener el mejor trabajo del mundo (¿leísteis mi entrada Sueños locos en la que os hablaba de mi obsesión por ser extra en una peli de zombies? Pues por ahí va la cosa...), sino por hacer lo posible por cumplir sus sueños.
Además, tuve la suerte de que A la de tres... ¡te quiero! me acercara un poquito más a la autora que se esconde detrás de esas páginas llenas de humor y de sentimientos.
Desde aquí darle las gracias a Cherry por su cercanía, por luchar como Julieta por cumplir su sueño y por hacerlo como debe hacerse, dejándose la piel, trabajando y esforzándose por mejorar cada día.


También lo ha sido de Abril Camino.

Ya os había hablado de Sangre y tinta, uno de los mejores New Adult con los que me he cruzado últimamente (me gusta mucho el género, pero me cuesta encontrar novelas que yo considere redondas en ciertos aspectos). Pues en este mes Abril nos regalaba un relato sobre uno de los personajes secundarios más adorables que he conocido, Matt, bajo el título de Mi hogar serás tú.
Si os gustó la historia de Camden y Amanda, no os perdáis la posibilidad de reencontraros con ellos de nuevo.

Por último, destacar un estreno muy esperado al que le tengo mucho cariño.

23 otoños antes de ti, de Alice Kellen, llegó el 23 de enero. Lo hizo con la historia de Harriet y Luke. Una historia de conexión, de encontrarse, de sentimientos cocidos a fuego lento, de cupcakes, de hojas caídas, de sueños y de muchas otras cosas que iréis descubriendo.
Cuando terminé 33 razones para volver a verte, me pasó algo curioso y es que, a pesar de ser el personaje menos conocido de los tres en esa parte de la serie y de que me gustó muchísimo Mike, su protagonista, Luke me generaba una curiosidad tal que me moría por conocer su propia historia.
Y Alice no me decepcionó; nunca lo hace. Estoy segura de que a vosotras tampoco.


He leído más, como Lo que hice por amor, de la absolutamente genial Susan Elisabeth Phillips, pero da la casualidad de que el año ha comenzado teniendo como mejores lecturas las novelas de autoras nacionales que encima tengo el placer de conocer más de cerca. Os juro que ninguna me ha mandado una cesta de libros por correo ni a Vinnie Woolston con un lazo al cuello, sino que a veces el viaje que necesitamos lo encontramos en "casa".

Si alguien quiere que hable bien de su libro en mi humilde blog, ya sabe lo que tiene que hacer. ÉL. Así de fácil.
Cine...

Este mes no he visto más que una película (al menos una que a la que haya prestado la suficiente atención como para disfrutarla y no que estuviera solo de fondo mientras hacía mil cosas más), y me he pasado la mitad del mes suplicándole a H que me lleve a ver La La Land sin resultado por el momento y lloriqueando cada vez que leía un comentario sobre lo maravillosa que es en las redes sociales (os odio).
Sin embargo, esa única película ha sido suficiente.
Mr. Magorium y su tienda mágica.
Un título que no conocía, del que nunca había oído hablar y que elegimos dentro de Netflix (te amo con locura) con la intención de echarnos la siesta. Una película dirigida a niños que me hizo sonreír y volver a reencontrarme con la niña que aún llevo dentro. Magia, sueños, locuras y amor.
Quizá el hecho de que no esperaba nada de ella fue lo determinante para disfrutarla. Quizá que estaba tan cansada de tantas responsabilidades adultas que lo único que me hacía falta era volver a sentir esa ingenuidad infantil que algún día tuve. Quizá, porque digo desde ya que no tiene nada memorable.
El caso que, sin ser un título de esos que recuerdas en el futuro, logró que sonriera y que volviera a creer.


Una canción...

Papá Noel fue sabio y me trajo música y libros, además de pijamas y otras muchas cositas bonitas.
Y ese disco que no esperaba le ha puesto banda sonora a este enero frío. Robe Iniesta es uno de los poetas más grandes que ha dado nuestro país y lo vuelve a demostrar con Destrozares. Canciones para el final de los tiempos.

Después del primer aleteo, os presentamos nuestro vuelo firme hacia lo ignoto: Destrozares, canciones para el final de los tiempos. La palabra "destrozares" es un sustantivo, pero no viene como tal en el diccionario. No pierdas el tiempo buscándola ni intentando entenderla. Solo siéntela.

Y con esta presentación, ¿qué más puedo decir yo?


Os deseo un feliz febrero.

Para mí se presenta inquieto, ilusionado y lleno de sorpresas.

GRACIAS por querer compartirlo conmigo.

8 comentarios:

  1. ¡Muchas gracias por acordarte de Matt!
    Y, ahora, mi gran duda... ¿¿¿Cómo no hemos hablado nunca de Robe Iniesta??? Yo lo tengo catalogado como semidiós. Tendríamos que hablar más de música y menos de... ejem.
    Muak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Matt me acuerdo siempre!!
      Jajaja muero con lo de... ejem. Ay qué risa!
      Y sí, para mí Robe también es un semidiós, no como los otros (jajajaja) pero a otros efectos más profundos ;)

      Eliminar
  2. Aqui viene tu seguidora massss rolleraaaa. Ya sabes. En dos veces jajajaja.
    Pues he leído un montón yo este mes. Coincido en A la de Tres, Te quiero! y en 23 Otoños antes de ti. Dos de mis lectura favoritas de 2017 por el momento. Sobre todo 23 Otoños!!! Que manera de suspirar, sonreír y....tambien llorar, pero vale la pena encontrarse con lecturas así, que te hacen feliz. Disfruto tanto....Me gustan tanto esos detalles ( tu tambien eres de las de detalles), las hojas en los tarros, los m&m rojos otra vez, las conversaciones absurdas sobre como morir....Me he enamorado de este libro!!
    -Con Cherry Chic, tambien he disfrutado mucho aunque reconozco que me costó comprender a Julieta en su personalidad, al final me conquistó y Diego, hay Diego!!! Diego me conquistó con esos (de nuevo) detalles: notitas, bocadillos pero la bomba fue el Pack anti depresión post ruptura! XD ese pack lo tengo igualito en casa jajajaja. En fin, me gustó mucho. En ambos casos me quedo con ganas de conocer las historias que los continúan.
    -Otra Gran Lectura: Te daría el Mundo. Me costó muchísimo hacerme a la forma de redactar, no sabia distinguir entre pensamientos del prota o realidad. En ocasiones algo que pensaba que no habia pasado me dí cuenta que sí habia pasado, pero la historia es tannn bonita y taannn atípica, con esa familia tan complicada de entender y esa relación entre los hermanos….preciosa y todo un descubrimiento.
    -Maldita Sarah, esta historia que elegí por la portada, no es para mi. No me ha llegado ni me ha tocado. Aunque creo que cada vez me vuelvo un poco mas exigente con la lectura, esta se ha quedado muy en la superficie. La historia es bonita, pero….no, lo siento!
    -Mas que un verano ( Parte I y II). Victoria me gusta como escribe y siempre que publica me lanzo a leerla, pero es verdad que en esta ocasión, me ha faltado un poco de profundidad para lo que me tiene acostumbrada. La historia NA preciosa, dulce, y me ha generado una ganas de verano, que no veas. Muy bien escrita y bien hilada, personajes para mi gusto bien construidos y con secundarios adorables (me quedo con ganas de conocer la historia de los gemelos).
    -Tal vez tu. Que bonita, por dios….los pelos como escarpias y los sentimientos a flor de piel. Qué manera de transmitir sensaciones y de sentirlas en mi propia piel. Una delicia de historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa!!
      Me alegro de que te gustara tanto la novela de Cherry como la de Alice.
      23 otoños es... precioso. Acabé ayer mismo la relectura y cómo me gusta este Luke!! Es mi niño mimado entre todos los masculinos de Alice, no puedo evitarlo. Las conversaciones sobre cómo morir son lo mejor!
      Pues con Cherry me pasó lo contrario. Me enamoré de Julieta y él me gustó, pero no me encandiló, ya ves tú.
      De tal vez tú, lo mismo, es que es genial. Y Jack debería ser ilegal!!!
      De las otras que comentas solo tengo apuntada a Victoria, a ver si lo soluciono pronto ;)
      Sigo con el siguiente!

      Eliminar
  3. -El cielo está en vuelto en cadenas. Igual que me ocurrió ya con Fragmentos, no he intentado buscar ningun parecido con la realidad, porque estas historias aunque conllevan historia de amor, son para mi irreales, pero al final la lectura no deja de ser ficción, por lo que no me importa que se alejen de la realidad, pero en esta ocasión, ha habido un par de cosas que no he entendido y no puedo explicar porque estaría haciendo Spoiler, que me han chirriado un poco. Como argumento me quedo con Fragmentos, aunque el final me ha gustado mas este. Aun así recomiendo la lectura. Es muy entretenida y adictiva.
    -Ella y El, de Marc Levy. Bonita lectura, sobre todo he disfrutado mucho paseando por Paris, impresionante como se detalla la ciudad. Para mi gusto excesivamente corta, me he quedado con ganas de mas.
    -La chica que se subia a los arboles. Segundo intento que hago con esta autora y nada. No consigo que me guste. Leo muy buenas críticas de ella pero es que no me llegan sus historias, en acabo de empatizar con los personajes y en este caso, el final ha sido….un chasco. Justo cuando la historia me estaba enganchando, va y se acaba así de repente, sin avisar, ni epílogo ni nada. No comprendo esos finales precipitados y apurados. De todas formas prometo volver a intentarlo con Ana.
    -Its ends with us. Vaya historia esta. Hay algo que me ha dolido de esta historia y ha sido que me he enamorado de él y de su forma de ser y cuando mas enamoradita estaba…ZAS!! ( no se si lo has leido, pero no quiero hacer Spoiler) y entonces me he enfadado conmigo misma por haber caído también en sus redes….ahora, historia bonita y dura a partes iguales que me ha puesto en alguna ocasión los pelos de punta. Tengo una deuda con esta autora (cosas mias de friki) y tengo que leerme todos sus libros, auque ayer lei una reseña en GR de 9Novembre y me quede de piedra. Aun así, voy a leerlos todos!!
    -Una cuestión de honor. Por aquello de incurrir en la histórica de una vez, así que me he metido en un MC con dos amigas y ellas eligieron esta lectura. La verdad que si no es por el año en el que sabes que transcurre la historia, no ha habido nada mas que me lo haya indicado. Sorprendentemente he disfrutado con esta lectura, y sobre todo con Rebeca!!! Poco a poco iré leyendo mas histórica, pero bueno, para empezar ha estado genial!
    Ha sido un gran mes pero Febrero….ay Febrero!!!…..Que viene Vera!!!! Que ganas te tengo guapa!! Un besazo enorme y suerte!! Que como siempre te digo, no la necesitas porque te mereces lo mejor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aquí me he perdido, porque no he leído nada!!
      Sí que le he echado el ojo a El cielo está envuelto en cadenas, porque Fragmentos, aunque muy surrealista, como tú dices, sí que me sorprendió, así que no descarto darle una oportunidad en breve. Creo que es de admirar el hecho de escribir cosas más arriesgadas.
      Con Ana Álvarez me ocurre algo, y es que la leí hace tiempo y me gustó, pero a la vez me da un poco de pereza cuando veo por ahí esta nueva novela. Acabaré picando, pero cuando encuentre el momento indicado (estoy saturada de la romántica, últimamente, no sé qué me pasa).
      De Colleen Hoover solo he leído una novela, pero me gustó tanto que tengo todas las demás apuntadas.
      Me alegro de que te hayas atrevido con la histórica! Yo también he empezado poquito a poco y, bueno, aunque no es mi género favorito también encuentras joyitas.
      Y nada más, que un placer leerte, como siempre. Gracias por esperar Valiente Vera, pequeña Sara con ilusión.
      Un besazo enorme, Alicia.

      Eliminar
  4. Coincido totalmente con A la de tres te quiero de Cherry Chic me encantó Julieta tan intensa y loca y a la vez tan entrañable y ese Diego y sus detalles que te roban el corazón
    El cielo está envuelto en cadenas también me encantó aunque es un tema un poco fuerte pero te hace pensar que el amor llega a todo el mundo sin importar las circunstancias de cada uno , muy recomendado
    Y de Collen os los recomiendo todos , son historias preciosas que llegan al corazón y se quedan ahí
    Y mi.próxima lectura es Valiente Verá, pequeña Sara por recomendación de mi queridisima Cherry y estoy segura de que me gustará tanto como tus otros libros.

    ResponderEliminar
  5. Coincido totalmente con A la de tres te quiero de Cherry Chic me encantó Julieta tan intensa y loca y a la vez tan entrañable y ese Diego y sus detalles que te roban el corazón
    El cielo está envuelto en cadenas también me encantó aunque es un tema un poco fuerte pero te hace pensar que el amor llega a todo el mundo sin importar las circunstancias de cada uno , muy recomendado
    Y de Collen os los recomiendo todos , son historias preciosas que llegan al corazón y se quedan ahí
    Y mi.próxima lectura es Valiente Verá, pequeña Sara por recomendación de mi queridisima Cherry y estoy segura de que me gustará tanto como tus otros libros.

    ResponderEliminar