miércoles, 1 de marzo de 2017

Febrero, emocional.

No puedo evitar empezar el resumen del mes con lo que ha sido para mí el centro de todo, la publicación de Valiente Vera, pequeña Sara.
Supongo que puedo llegar a ser muy pesada, pero siempre me han enseñado que hay palabras que nunca están de más, como en este caso, así que GRACIAS de nuevo.
A todas.
A las que habéis apostado por mí otra vez, casi a ciegas, tanto en digital como en la versión en papel.
A las que habéis logrado que me posicionara en los primeros puestos de Amazon.
A las que me habéis dado a conocer a nuevas lectoras.
A las que habéis reído, llorado, sufrido y sentido el dolor y el amor de Sara, Alex, Vera e incluso de Yago.
A las que os he decepcionado un poco, también.
A todas y cada una de vosotras, las que hacéis posible que siga levantándome cada mañana con mil ideas, con ganas de esforzarme y mejorar, de aprender, de no tirar la toalla.

Os avanzo que ya estoy inmersa en nuevos proyectos y que sé que esta novela se os ha hecho corta, acostumbradas a dos bilogías. Paciencia, porque es posible que el año no acabe siendo solo de la casa del lago, aunque depende de muchos factores, pero ¡crucemos los dedos!

No obstante, como no es plan tirarme toda la entrada mirándome el ombligo por muy contenta que esté, también quiero hablaros de las lecturas que me han acompañado en febrero.


Instrumental, James Rhodes.

Me enfrenté a esta novela con miedo, pero con muchas ganas y las expectativas por las nubes, y las cumplió con creces. Fue un regalo de cumpleaños (allá en octubre) y lo había estado reservando hasta encontrarle el momento perfecto.
Tengo que confesar que lo devoré. Me lo leí de un tirón en un domingo de sofá y manta.
Dura, compleja, íntima, llena de mensajes, de sarcasmo, de dolor y de esperanza. Llena de vida y de muerte. Llena de tantas cosas que merece la pena tener para ella un sitio privilegiado en mi estantería y por supuesto en mis mejores lecturas del 2017, aunque el año acabe de empezar.
No es importante, pero, además, la edición es preciosa. Y es que Blackie Books hace los libros más bonitos que se pueden encontrar actualmente en el mercado (al menos por fuera son todos para adornar mil librerías).

"La música me ha salvado la vida de una forma muy literal... Ofrece compañía cuando no la hay, comprensión cuando reina el desconcierto, consuelo cuando se siente angustia, y una energía pura y sin contaminar cuando lo que queda es una cáscara vacía de destrucción y agotamiento".
James Rhodes.

Saga destino: Viajando hacia mi destino y Decidiendo mi destino, Abril Camino.

Tuve la suerte de leer esta saga antes de que saliera a la venta, y de disfrutar de nuevo de la pluma de Abril.
Su nombre para mí es sinónimo de calidad; de verdad que da gusto leerla y demostrarnos una vez más que la autopublicación sí puede ser sinónimo de éxito.
En esta ocasión nos hace partícipes de un viaje precioso en el que los protagonistas se conocen y, sin darse apenas cuenta, marcan sus vidas para siempre.
Una historia real, cotidiana, de sentimientos, decisiones, errores, pasión y mucho amor, claro.
¿La habéis leído?

Pecado, penitencia y expiación, Abril Camino.

Os juro que la autora no me paga por esto, que simplemente ha coincidido que febrero ha sido su mes para mí. Sabéis que solo me vendo por Milo Ventimiglia y, hasta lo que sé, Abril Camino no tiene ninguna posibilidad en eso (ya le gustaría).
El caso es que tenía esta novela pendiente desde hace mucho tiempo. Confieso que me daba miedo, porque había leído reseñas y sabía que era una historia difícil y alejada a lo ya leído de ella.
Sin embargo, decir que me ha sorprendido es poco. No tenía ni idea de lo que me iba a encontrar y en muy pocas páginas me vi enganchada y tan metida en el libro que lo devoré.
No es una historia fácil; si esperáis el típico esquema de chico conoce a chica, como lo son sus otras novelas, no la leáis. No obstante, si sois abiertas de mente y os gustan las historias arriesgadas, os animo a darle una oportunidad a Carmen, la protagonista.
Para mí es la novela  más compleja de la autora.


Y poco más... He leído a SEP (Una chica brillante) de nuevo y también a Kleypas (El diablo en invierno), pero esta vez no me han encandilado como en otras ocasiones.

También me he enganchado a una serie (declaro mi amor incondicional a Netflix), Santa Clarita Diet. Una comedia negra con buenas interpretaciones y, aunque no es una pasada, engancha.
Además, sus capítulos son cortos (30 minutos) y a nosotros nos viene de perlas para ver uno mientras comemos; y no, no es un chiste fácil.


Como veis, no me ha cundido mucho el mes, porque con el lanzamiento he estado a tope y, además, releí 23 otoños antes de ti, de Alice Kellen, en plan fan loca.

Para acabar... una canción.
No es una nueva, ni mucho menos, pero me acompaña desde hace tiempo y se coló en Valiente Vera, pequeña Sara sin poder remediarlo, porque la letra decía mucho de ellos, y porque dan igual las veces que la escuche en bucle, siempre siempre me pone el corazón en la garganta.


Feliz marzo, familia 😃

15 comentarios:

  1. ¡Deja de leerme ya, tía loca! No, en serio. Gracias por todo, por el cariño a mis niños y por haberme dedicado febrero full time, jajaja. ¿Y qué sabrás tú lo a mano que tengo a Milo?
    Muak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En bucle jajajja este ha sido tu mes, sin duda.
      Lo del Milo voy a ignorarlo, directamente XDD

      Eliminar
  2. ¡Me encantan tus entradas mensuales! Son muy tú.
    Enhorabuena por la acogida de Valiente Vera, pequeña Sara. Ya sabes que me alegro mucho de que se esté comprando, leyendo y comentando así (hay comentarios que son un pasada). Y repito: el mérito es solo tuyo.
    Instrumental... Sería uno de esos libros que salvaría de un incendio a cambio de cualquier otra cosa, así que estoy muy de acuerdo contigo.
    Y leyéndote... tengo que hacer algo con Abril, todavía no sé muy bien qué. Y no digo nada más, que está encima mía ;)
    PD: ya me has empezado a poner alerta con lo de que Valiente Vera puede que no sea tu única historia del año...
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lidia!
      Me gusta eso de que "son muy tú" jajaja.
      Sí, la acogida está siendo muy positiva, así que disfrutándolo (y sufriéndolo, que una nunca se acostumbra a estas cosas).
      Instrumental ha sido una experiencia única. Acabo de ver que ya has leído Tan poca vida, es uno de mis próximos también, pero lo estoy reservando para leerlo igual que hice con Rhodes, con tiempo y todos los sentidos puestos.
      Si te animas con Abril ya te acosaré en GR ;)
      Un besazo!!

      Eliminar
    2. Andrea, solo para que te hagas una idea y siendo una apreciación personal: Del 1 al 10, siendo Tan poca vida un 10, Instrumental a su lado es un 7... No importa que pienses que estás preparada o advertida. Duele. Ya me contarás ;)

      Eliminar
  3. He terminado valiente vera pequeña sara y me ha encantado. Efectivamente, novela totalmente distinta a las 4 anteriores. Pero me ha dado una paz leerla!!! Habra sido por el paisaje del lago tan bien descrito?? O por la actitud de sara??? No lo se. Simplemente me ha fascinado y trasladado a los veranos de antaño.....enhorabuena de nuevo

    ResponderEliminar
  4. He terminado valiente vera pequeña sara y me ha encantado. Efectivamente, novela totalmente distinta a las 4 anteriores. Pero me ha dado una paz leerla!!! Habra sido por el paisaje del lago tan bien descrito?? O por la actitud de sara??? No lo se. Simplemente me ha fascinado y trasladado a los veranos de antaño.....enhorabuena de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Noelia! :)
      Me alegra saber que te has transportado un poquito hasta ese lago...
      Un besazo gigante!!

      Eliminar
  5. Leído el libro y sigo enamorada de tu obra! Me ha encantado el personaje de Sara, siempre se me hace poco, pero eso es bueno! Mil gracias porque eres de las que me conmueven y hoy día...ufff no es fácil! Ya fan incondicional

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bego!!
      Gracias por disfrutar (y sufrir) con Sara!! Por confiar de nuevo en mí y contármelo.
      Mil besos.

      Eliminar
  6. Siguiendo con la tradición de dejarte un comentario cuando termino de leer un libro tuyo, me paso por tu blog para volver a decirte que Enhorabuena! Pero esta vez tambien te doy las gracias, porque aunque no seas consciente de ello tus palabras ayudan y te hacen ver la vida de otra manera. De verdad que espero que estés orgullosa de tu trabajo porque tienes un don para crear y hacer sentir. Muchos besos y ojala que tu trabajo se reconozca como te mereces. Laura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura!
      Se me había escapado tu comentario, perdona!
      Muchísimas gracias por tus palabras, por disfrutar con la historia y por contármelo.
      Te mando un achuchón enorme!!

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Buenosdias! Acabo de terminar de leer Valiente Vera, pequeña Sara..... como siempre MUCHAS GRACIAS!! por regalarnos estas historias..... ahora solo nos queda contar los dias en los que nos hagas un nuevo regalo...... Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nuria!!
      Infinitas gracias a ti, por confiar en mis historias de nuevo y disfrutarlas :)
      Ojalá en nada pueda enseñaros algo de lo nuevo!
      Un abrazo gigante.

      Eliminar