Enero...

Ya os lo conté en el resumen anual de las mejores lecturas, terminé el 2017 un tanto desencantada.
Quizá es que llevaba un par de años leyendo demasiado, primando la cantidad por encima de la calidad.
Quizá es que somos etapas y yo estaba en una de esas que anticipaban un cambio.
Quizá... Quizá...
El caso es que comencé el 2018 diciéndome que iba a centrarme en leer novelas que de verdad me llamaran, que me aportaran algo y, por primera vez, si un libro no me estaba gustando, lo abandonaría sin remordimientos. Hasta entonces me costaba tomar esa decisión; era de las que se forzaban a terminar una historia aunque no la estuviera disfrutando. Puede que por compensar el gasto económico o porque pensaba que todos los libros merecen una oportunidad... No lo sé.
Lo que sí sé es que tengo poco tiempo libre solo para mí, mucho trabajo (y ganas de trabajar incluso cuando no debo) y por eso he llegado a la conclusión de que debo gastarlo solo en cosas que me merezcan la pena.
Por eso este mes solo voy a hablaros de tres lecturas. Tres títulos muy diferentes que pasan automáticamente a mis favoritos del año. Tres historias que recomiendo sin dudar.

¡Vamos allá!

Te daría el mundo, Jandy Nelson.

Mi amiga Saray me prestó esta maravilla cuando vino en Navidad a mi casa con un puñado de libros bajo el brazo. Nunca hubiera esperado que fuera una experiencia tan bonita leerlo. Se ha colado entre mis favoritos y estoy deseando tener el mío propio para completar mis estanterías.
Es una historia juvenil que no nos cuenta nada nuevo. Dos hermanos. El amor. El dolor. Dos trozos de una historia que, si la compartieran con el otro, su mundo encajaría. Lo que sí que es diferente es el modo de contarlo. Bonito, sentido, original, especial.
      

Jardín de Invierno, Kristin Hannah.

Conmovedora. No se me ocurre otra forma de definir esta novela.
Cuando leí El ruiseñor, supe que esta autora entraba de cabeza en mi lista de esenciales, y no me he equivocado. Una novela contada en dos tiempos, a través de la vida de tres mujeres que han alzado muros tan altos entre ellas que ya no recuerdan lo que es tenderse la mano, y por el recuerdo de un pasado, frío, triste y oscuro que nos mostrará la fuerza del amor por los nuestros.


El chico que dibujaba constelaciones, Alice Kellen.

No sé cómo lo hace Alice, pero cada vez que saca novela me da la sensación de que supera a la anterior. La historia de Gabriel y Valentina es una historia sobre la vida. Sobre todo lo que nos hace ser quienes acabamos siendo. Sobre el amor y la familia. Sobre constelaciones que forman el mapa de lo que somos.
Dulce, sentida, intensa, nostálgica, especial.


Como veis, no he leído mucho, pero he tenido la suerte de que me he cruzado con tres historias de esas que no se olvidan.
¿Las habéis leído? ¿Qué tal os ha ido el mes?

Ahora toca darle la bienvenida a febrero...

Lo hago poniéndome una lista de reproducción que me acompaña desde hace semanas y que me relata una nueva historia... 

Aunque no puedo irme sin antes daros las GRACIAS por la acogida tan bonita que está teniendo Amor se escribe con H y otras maneras de decirte que te quiero.

¡Sois las mejores!

💗💗💗

6 comentarios:

  1. Hola guapa!!! Yo también he empezado el año tomándome las cosas con mas calma y me he propuesto al igual que tu, disfrutar de las lecturas, sin estrés. De momento lo estoy cumpliendo (espero este propósito lo cumpla mas que el de ir al gimnasio, que pague en noviembre el año entero y aun no he asomado las orejas por alli).
    Respecto a tus lecturas, Te daría el Sol lo lei el año pasado y me enamoro!!. Lei varios comentarios y me lancé a probar y la verdad es que me sorprendió muchísimo y para bien. Sobre todo la forma de narrar y cómo se llegaba a confundir la realidad con el pensamiento o sueño de ellos. Muy bonito e intenso. Me gustó mucho.
    Jardin de invierno no lo he leido, pero me lo apunto, porque El Ruiseñor me gustó mucho y tus recomendaciones siempre sueles ser muy acertadas con mi gusto.
    El chico que dibujaba constelaciones es un 10 como la copa de un pino. Lo empecé el domingo a las 8 de la tarde y hasta que no lo acabé no paré de leer. No podia, necesitaba saber como estaban las cosas con Gabriel y Valentina en cada epoca y qué les deparaba el destino. Que forma tan dulce de contar la historia y que manera de llorar. Es cierto lo que dices, Alice se supera constantemente. Pasa a formar parte de mis libros favoritos del 2018.
    Este mes he leido tambien Si solo fuera un cuento de hadas. Lo siento pero tengo que reconocer que no me ha gustado. No porque no esté bien escrito (que Raquel Vilchez me encanta como escribe y lo leo todo de ella desde que conocí a Jota), sino porque la historia no me ha llegado, no es mi estilo de historia, me resutlra demasiado irreal e inverosimil y como me es imposible verla, pues no me llega.
    Tambien he leido la precuela de Sin Mar, Una despedida, Siete Relatos y un Viaje, de Cherry Chic. Necesitaba conocer la historia de Javier y conocer a los cuatrillizos desde pequeños y la verdad es que me ha encantado conocer un poquito mas de ellos aunque reconozco que se me ha quedado corto. Me hubiera gustado saber muchas mas cosas jajajaja.
    El año lo empecé con Palabras que nunca te dije, de Maria Martinez. Iba con un poco de miedo porque habia leido comentarios muy contradictorios, pero lo cierto es que es una historia que me ha encantado, intensa, preciosa y romántica. Mucho mas madura que las anteriores historias de Maria (para mi gusto claro) y con prota masculino absoluto de esos que ya no puedes olvidar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa!!
      Ayyy el tema del gimnasio... si es que es un método de tortura legalizado, es así. Yo ahora voy a la piscina y, la verdad (menos cuando me cuesta despegarme de las sábanas), lo llevo bien, pero porque me gusta. Si tuviera que ir al gimnasio, lloraría.
      He flipado con Te daría el sol. De verdad que ha sido la típica lectura que pensé... ojalá la hubiera escrito yo jajajaja así que con eso lo digo todo. Me la compraré seguro!
      Si te gustó El ruiseñor, te gustará Jardín de invierno. Son historias que no tienen nada que ver, peor la manera de escribir de la autora y los giros de trama son bestiales. Me tiene enamorada (y también lloré).
      De El chico que dibujaba constelaciones, ya lo has dicho tú todo. Es increíble...
      A V. Vilchez no he vuelto a leerla. Hace tiempo leí un par de novelas suyas que me gustaron, pero la verdad es que, entre unas cosas y otras, no me animo a seguir con ella.
      Con Cherry no tengo perdón. Aún no he leído la precuela, y eso que somos amiguis, pero es que no tengo tiempo y ella está muy loca y escribe muy rápido!! Se me acumulan jajajaja
      Esa novela de María la tengo pendiente. Nunca la he leído en adulta y tengo curiosidad:)
      Voy a por el segundo mensaje!!

      Eliminar
  2. Como pronostiqué, mi cuarta lectura fue Amor se escribe con H y otras maneras de decirte que te quiero. Y bueno: Maravillosa!!!! Me ha encantado. Tu forma de escribir es como droga sabes?, los cuentas todo de una manera, que estaría toda la vida leyendote sin parar y si no lo hago no es porque no quiero, sino porque no me dejas jajajaja, necesitaria un libro tuyo cada cuatro dias mas o menos jajajaja. Es esa forma tuya tan bonita y particular de narrar, de hacer que me meta en la historia al contar los sentimientos de los personajes de esa manera y llegar a entenderlo tannn bien. Me ha encantado Eva, me he reido mucho con ella pero tambien lo he pasado mal, necesitaba que pusiera los pies en el suelo para evitar la caida, pero nada....no habia manera de que bajara de las nubes, y ha sido un autentico placer acompañarla en la caida y ayudarla a levantarse. Es un personaje maravilloso y muy achucable. A él, sin embargo lo hubiera zarandeado en mas de una ocasión a ver si salia de su trance. Me ha parecido de los mas acertado que, al menos en lo que a mi lectura respecta, en el momento en el que mas lo estaba odiando y mas lo necesitaba, me encontré con un capítulo suyo y pensé: "Genial, a ver si te entiendo de una vez". Han sido pocos los capítulos suyos, pero los justos para entenderlo y llegar a perdonarle todo jajaja. Al final le he cogido cariño y me ha costado despedirme de él,bueno realmente de todos. Hace 10 minutos me he acordado de él, he pasado por una tienda repleta de calcetines de colores muy chics (te iba a enviar una foto por insta, pero soy tannn pesada...así que me he reprimido). He disfrutado muchísimo esta historia y me ha hecho saltar de alegria ver un guiño a Luca. Sin duda tu tambien te superas con cada una de tus historias y lo que mas me gusta: ninguna de tus historias se parece, ni tus chicas, todas son muy distintas y ellos ni te cuento. Esa es una de las cosas que mas me gusta de leerte. Nunca nada es lo mismo. Ademas me he sorprendido porque no me esperaba una historia coral para nada ( por cierto la historia de Maria me ha apasionado) y menos aun que las otras historias las contara Eva sin haberlas vivido. Ese recurso me ha encantado. Eres una joya de autora, me encanta tu forma de escribir (eso ya lo sabes porque soy muy pesada y no paro de repetirtelo) y me alegro un monton de todo lo bueno que te está pasando, porque sin duda lo mereces por trabajar tan duro como lo haces y regalarnos historias tan bonitas como la de Eva y Hache. Espero que en el 2018 nos caigan un par mas de tus historias (cruzo los dedos). Felicidades Bonita, lo has vuelto a conseguir y se que siempre lo vas a hacer. Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy GRACIAS por todo!
      Por disfrutarlo tanto y por entenderlo a él al final... la verdad es que el meter esos capítulos de cara al final de la novela fue precisamente para eso, para que no os quedarais con la sensación de no saber o comprender los motivos. Así que me alegro de haber acertado en ese sentido.
      NO TE REPRIMAS. Lo digo por lo de los calcetines. Me encanta que os acordéis de mis chicos cuando veis detallitos por la calle, o lo que sea que os recuerdo a alguna novela. Así que la próxima vez sin miedo!!
      María y Eric... sí. Yo también estoy enamorada de esa historia. Es curioso, porque empezó siendo en mi cabeza la más floja y acabó siendo la que más me hizo disfrutar.
      Y ojalá pudiese sacar un libro cada cuatro días, pero moriría jajajaja así que mejor nos conformamos con 2 o 3 al año... ;)
      Muchas gracias por todo, cada mes, en cada entrada, en cada estreno... Te siento cerca!
      Muak!

      Eliminar
  3. Mi primera lectura del año fue: Cuando dejo de nevar en Alaskan, después le siguió otra novela de Alice Kellen: El chico que dibujaba constelaciones y... ¡Me encantó!. Que bonita historia, es una de las novelas más bonitas que he leído y de una de mis escritoras favoritas.
    Y ahora.... ahora entre mis manos la historia de otra escritora que me encanta todo lo que escribescribes porquesta lo que escribe emociona: Amor se escribe con H y otras formas de decir que te quiero.
    Estoy muy emocionada y con ganas de leer la historia de Eva y sus amigas.
    Sigue escribiendo Andrea porque así nos haces felices a los demás.
    Gracuas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noelia!
      Esas dos novelas de Alice son también mis favoritas. Se nota un sentimiento mucho más profundo, más complejo. Me alegra saber que te han llegado tanto.
      Y gracias por leerme y por disfrutar con Eva también!! Espero que te saque sonrisas y algún que otro suspiro.
      Un besazo!!

      Eliminar