Febrero, bajo la nieve...

No me creo que esté escribiendo esta entrada mientras la ciudad está cubierta de nieve. Bueno, siendo sincera, hace horas que la nieve dio paso al diluvio universal... pero estamos tan poco acostumbrados que prefiero pensar que todo sigue blanco y que los copos crujen al caminar.
Tiene algo mágico, ¿verdad?
Neo y Lola se lo han pasado pipa correteando por el hielo, rebozándose y sintiendo el frío bajo sus patitas.
Es un día raro. Últimamente, todos lo son.
¿Por qué?, os estaréis preguntando... pues porque estoy cansada. No, más bien estoy agotada.
Llevo semanas con tanto trabajo que me dan las tantas y por las noches no me tengo en pie. No os penséis que nadie me explota, es que soy demasiado exigente. Y que, cuando veo que las cosas salen, tiendo a querer más. No hablo de avaricia, sino de dar más de mí misma cada vez.
Como veis, estoy en modo reflexivo, pero es que, para que entendáis el jaleo que tengo tanto en la cabeza como emocionalmente hablando: ayer anuncié la portada del próximo proyecto que saldrá publicado, hoy he terminado el primer borrador de otra novela y he pasado la tarde analizando contratos y organizando papeleos (cosa que odio, pero que también tengo que hacer).
Y, mientras hago todas esas cosas, Eva sigue ahí dándome alegrías y otros personajes me hablan con insistencia para que continúe contando su historia por donde la dejé.
Acabaré ingresada en algún sitio bonito con jardín y con el cerebro hecho puré... tiempo al tiempo.
Mañana vuelta a empezar. A seguir con papeleos y recados varios. A coger el calendario y planear cuál es el siguiente paso.

No obstante, hoy no. Hoy voy a presentaros por aquí también oficialmente a Carlota y os voy a hablar de las preciosas novelas que he leído en el mes de febrero. ¿Os parece?

¡Estoy enamorada de la portada!

Aquí la tenéis. Aún es pronto para contar más cositas sobre ella, pero, de momento, os la resumo así:

Bonita, divertida, de las que sacan sonrisas.

Al menos así fue para mí. La escribí más o menos el verano pasado y fue algo parecido a eso, un descanso, unas vacaciones que me di sin dejar de trabajar.
En un principio, solo estará en digital.

¡Y, ahora, vamos con las lecturas del mes!

Os dije que estaba selectiva. Tengo tan poco tiempo libre que no leo nada que no me apetezca de verdad y que piense que puede aportarme algo. Este mes he leído siete libros, pero os voy a hablar de los cinco que más me han gustado.

Siempre el mismo día, David Nicholls.

Una de mis novelas favoritas. Os hablé de la película hace tiempo (aquí podéis verlo: Una de cine). También merece mucho la pena, pero yo os recomiendo leer el libro primero. El sentido del humor del autor se capta de una manera muy diferente con la lectura.
Para mí es uno de esos títulos especiales que siempre recomendaré y que seguro que volveré a leer. Es la segunda vez que me zambullo en él y puedo asegurar que me ha gustado incluso más que la primera.


El noviembre de Kate, Mónica Gutiérrez

Es el primer libro que leo de la autora y sé que no será el último. De hecho, tengo dos títulos más de ella en mi kindle. Me ha sorprendido su pluma, elegante, dulce y con un toque muy personal. La historia es sencilla pero preciosa. No lo sé...  de esas lecturas que te dejan un buen sabor de boca y una sonrisa.

Hora de partir, Jodi Picoult

La tenía reservada. No sé vosotras, pero yo a veces hago eso. Reservo títulos que intuyo que serán especiales para leer en el momento perfecto. Con Hora de partir ha sucedido eso y no me he equivocado. Una historia sobre el vínculo entre madres e hijos, con personajes fascinantes y una trama original. Quizá sea de esas lecturas un poco personales, porque dedica una parte importante a conocer la vida de los elefantes, pero, en mi caso, ese ha sido el broche que la hace perfecta.


El baile de las luciérnagas, Kristin Hannah

No sé cómo lo hace la autora, pero de tres novelas suyas que he leído las tres me han enamorado por completo. He sufrido, he sonreído, se me han saltado las lágrimas y he querido a sus personajes. 
En este caso nos relata la vida de dos amigas, desde su adolescencia hasta el final. Preciosa, emotiva y, sobre todo, real. Un diez para Kristin, que ya es, sin duda, una de mis escritoras favoritas.


Por siempre ¿felices?, Taylor Jenkins Reid

Otra autora que me tiene fascinada. Otra historia real, sencilla en apariencia, que no nos cuenta nada nuevo, pero que ella consigue que sea una experiencia preciosa de la que aprendes, reflexionas y que te llega muy dentro. Dos personas que se quieren pero... quizá un día ya no.
La rutina, el amor, la VIDA.


Y hasta aquí llega el resumen de febrero. Nada mal, ¿no os parece?
¿Qué tal os ha ido a vosotras? ¿Coincidimos en lecturas?

GRACIAS por adelantado por el recibimiento que le habéis dado a la portada de Carlota y por todas esas palabras bonitas.
Os deseo un feliz marzo.

¡Sed felices!

💗💗💗

4 comentarios:

  1. Hola, soy una enamorada de la lectura, desde que recuerdo, siempre tengo un libro (o ereader en las manos). Te descubrí con la saga Daniela y fue francamente especial e importante para mí, me pareció muy mágica y realista a la vez, me dejó francamente enganchada a tus libros y sufriendo una gran resaca cuando terminó.

    Desde esa saga en que te conocí (tan emocionada que por primera y última vez contacté con el autor por goodreads, por cierto gracias por responder), para mí tus libros se han convertido en algo especial que reservo para leer en momentos adecuados: disfruté con Jimena, lo lamenté por Vera (también me encantó) y tengo a Eva esperando su momento. No me olvido de Mario y Oliva, pero (lo siento) estos otros me gustaron más.

    En fin todo este "rollo" era para agradecerte tu pluma, tus libros y los momentos que nos regalas a través de ellos. Muchas gracias, seguiré esperando todos tus personajes y espero que siempre tengas estas ganas e ilusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Verónica!
      Siento la tardanza, pero tengo una acumulación de mensajes importante!
      Gracias por escribirme siempre, en GR o por donde sea eres bienvenida, y por compartir conmigo tus impresiones.
      Entiendo que Oliva te llegara menos; cada novela es un mundo y, sinceramente, que sea mi primera novela también se nota ;)

      Te mando un besazo enorme, y GRACIAS por confiar en mí!

      Eliminar
  2. Hola Guapa!!
    Creo que todos en algunos momentos de nuestra vida nos sentimos así: agotados. Pero no en sentido fisico sino en sentido....amplio. Hace algunos meses mis compañeros de trabajo me preguntaban ¿que te pasa? y yo decía: Me pesa la vida. Y es que no encuentro mejor forma que definirlo: todo pesa, no dormir por las noches, estar agotado al dia siguiente, tener trabajo acumulado, no comer bien....Pero son estados que hay que pasar en algun momento y en tu caso, me atrevo a decir que a ti te pesa la vida, pero para bien. Ser exigente es agotador, pero es perfecto. Y ser así, desde mi punto de vista te está dando muchísimas alegrias porque tus historias son maravillosas, no son precipitadas son todo lo contrario, muy reposadas, muy profundas, muy sentidas, así que estate muy orgullosa de ser exigente. Para mi es una muy buena cualidad.
    Y cómo no te va a dar alegrias Eva?? Eva es lo mas!. Estoy deseando conocer a Carlota (por cierto y aunque ya te lo he dicho, me encanta la portada de Carlota, es muy Oliva y Mario y ese tipo de portadas me vuelven loca). Si Carlota es tan divertida como Eva, me lo voy a pasar pipa!!! Ansiosa perdida estoy ya!! Tambien estoy muy emocionada porque Jimena va a ser una serie (no me ves pero estoy dando saltitos y palmitas jajajaja)
    De tus lecturas de Febrero, decirte que las tengo todas en milista de eternos pendientes. Hay algunos a los que les tengo muchas ganas pero es que no consigo poder aligerar la lista!! Por siempre felices y Hora de partir, los que mas me apetecen leer. A ver si en breve me pongo con ellos.
    Yo en febrero he leido poco. He ido de cráneo celebrando mi fista de 40 cumpleaños!! Pero aun así, he tenido 3 lecturas. Amor se escribe con H, y me reitero en lo que ya te he dicho en anteriores comentarios (por no resultarte plasta y reiterativa, pero es que tus historias me flipan), Tengo un Whatsapp, que ni fu ni fa y El cub de los eternos 27, que me flipó y destrozó emocionalmente un poco mas jajajaja. Me encantó. Las dos ultimas historias de Alexandra me han parecido lo mas de lo mas. Desde mi punto de vista ha mejorado un montón con respecto al principio, historias mas intimas, mauras...me encantó.
    Y nada mas. Eso ha sido mi febrero: conocer a Eva y a H y preparar mi fiesta. Este sería mi resumen.
    Te debia este comentario, porque siempre me gusta escribirte y darte la brasa, pero ademas queria que supieras el motivo de por qué no te habia escrito. Aqui me quedo, esperando a Carlota!!
    Un besazo enormeeeeeeee!!

    PD: Puedo hacer el cuadrito este de escribir mas grande?? Lo odio porque me veo menos que un gato de escayola y luego una vez publico veo un monton de erratas y me da mucha rabia.... jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ali!
      Te tengo abandonada!! Pero cada vez tengo menos tiempo para redes...
      Ya no queda nada para Carlota! Y, sí, la portada a mí me encanta, que sigue la línea de Oliva :)
      Espero que te guste, aunque te digo desde ya que es una historia sencillita, mucho menos reflexivas que las anteriores. Aunque, bueno, supongo que hay un momento para cada novela.
      Tengo a Alexandra pendiente! A ver si me pongo con el nuevo, que le tengo muchas ganas.
      Gracias por escribirme siempre. Muaaaaak

      Eliminar