Lecturas julio/agosto

¡Qué rápido pasa el verano! Supongo que siempre sucede con lo bueno, pese a que el mío ha sido... interesante, digamos. Me he comido cuatro correcciones... se dice pronto. No es que vaya a publicar cuatro novelas de repente, pero sí que se me ha juntado trabajo del año que viene con las próximas publicaciones de Amazon. ¿Por qué os cuento esto? Porque estoy realmente agotada y ese es el motivo de que apenas pise por aquí.
Aun así, creo que os merecéis saber cuáles han sido mis lecturas favoritas de este verano. Y no solo vosotras, sino también los propios libros se merecen un poco de tiempo y espacio para darse a conocer.

Polos opuestos

Antes de nada, esta entrada solo es para aquellas que han leído Caótica Jimena.
En ella hablo de la serie y de las novelas que la completan y, por lo tanto, tiene un spoiler del tamaño de la catedral de Burgos.
Así que, por favor, si aún no conocéis a Jimena y tenéis intención de hacerlo, ¡prohibido el paso!

Y eso es todo, ¡vamos allá!

Lecturas junio

Qué bonito ha sido junio...

Comenzó con la esperada Feria del Libro de Madrid.
GRACIAS a todas, tanto a las que fuisteis allí a verme como a las que me escribisteis emocionadas para darme ánimos. Fue un fin de semana increíble en el que tuve la suerte de poneros cara, de daros un abrazo, de reencontrarme con personas especiales que han pasado a formar parte de mi día a día y de saludar a muchas otras compañeras.
¡La experiencia de firmar libros por primera vez desde el otro lado fue una pasada! A ratos me costaba creérmelo, siendo sincera, pero también espero no perder nunca esa ilusión e ingenuidad, para poder seguir disfrutándolo como una niña.
¡Nos vemos el año que viene!
Por otro lado, también tuve la suerte de estrenarme en mi ciudad. Lo hice por la puerta grande, en la Plaza Mayor y en El Corte Inglés. GRACIAS de nuevo a los que me dieron la oportunidad y a los que se acercaron a verme y a templar mis nervios.