Marzo...

¡Marzo ha pasado en un suspiro!
Escribo esta entrada aprovechando el festivo para encerrarme en casa con los míos, descansar, escribir a ratitos solo por el placer de hacerlo y leer.
Ha sido un mes... intenso. Un mes en el que he tenido un bloqueo importante y que me ha hecho reflexionar sobre lo que hago y poner en orden ciertas ideas. No obstante, he conseguido salir de él y ahora estoy tan metida en cierta historia que muero de ganas de poder contaros más al respecto.
¿Os acordáis de Jimena? Pues muy pronto prometo escribir una entrada sobre la que ya es una realidad, la serie Polos Opuestos.


De momento, hoy os recomiendo mis dos mejores lecturas del mes. Dos novelas muy diferentes, pero que me atraparon por un motivo u otro.

Un hotel a ninguna parte, Mónica Gutiérrez


Conocí a esta autora el mes pasado con El noviembre de Kate, así que en cuanto encontré un hueco quise leer la que fue su segunda novela y de la que había oído hablar maravillas.
Me ha encantado, una historia de tipo epistolar que usa como recurso los correos electrónicos (son mi perdición), narrada de un modo muy ágil, cercano y con un toque un poco mágico, que ya asumo como una de las características de la pluma de Mónica. Una novela divertida, dulce, y que no se centra solo en la trama romántica, sino que es mucho más, lo cual a mí me encanta.
Si queréis pasar un buen rato y acabar con una sonrisa en la boca, os la recomiendo.

Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo, Chimamanda Ngozi Adichie


Creo que debería leerlo todo el mundo en algún momento. Sencillo, claro, real.

En lugar de enseñarle a tu hija a agradar, enséñale a ser sincera. Y amable. Y valiente. Anímala a decir lo que piensa, a decir lo que opina en realidad, a decir la verdad (...). Dile que, si algo le incomoda, se queje, grite.

Como vengo haciendo en los últimos meses, me he centrado en las lecturas que para mí han supuesto algo más, que me han marcado de algún modo o me han aportado algo.

¿Cómo os ha ido a vosotras? ¡Recomendadme las vuestras!

Espero que abril se porte bien...

De momento, cruzo los dedos para que salga el sol de una vez y nos alegre un poquito más los días... ❤️❤️❤️

2 comentarios:

  1. Hola Guapisima!!
    Si, marzo tambien me ha pasado en un suspiro y mas aqui, con las Fallas, es que ni te enteras del mes.
    Siento tu bloqueo, pero lo me alegro que lo hayas superado. Y eso es lo importante, que has vuelto a escribir y con mas ganas si cabe así que, enhorabuena por eso. Ahora entiendo la captura que vi creo que en Insta de un Wass de Alice jajajaja.
    Yo como lectora, tambien tengo bloqueos y en mi caso son por pura ansiedad, por meterme en mil retos de lectura, por querer reducir la lista de eternos pendientes, y al final solo consigo agobiarme y no querer leer, justo lo contrario de lo pretendido jajajaja. Voy 14 lecturas por debajo de mi reto de GR y eso....me puede jajaja.
    En mis lecturas de Marzo, leí: La culpa de Till, Pande limon con semillas de amapola, Safari en Boston, y Las Hijas de la novia.
    - La culpa de Till: El que menos me ha gustado de la serie, pero no por culpa de Till, del que me enamoré al minuto -3, sino por ella. Puff...no la entendí y me hizo que la historia se me hiciera un poco insufrible, hasta el punto de querer entrar en el libro, zarandearla y volver a salir para continuar con la lectura, haber si habria mejorado en su comportamiento, porque vaya tela con la prota. Aun así me gusta como escribe la autora,y en especial estos tres especímenes de hermanos y queria acabar la serie.
    -Pan de Limon con semillas de amapola: Una historia muy bonita, muy pausada pero, que me sorprendió mucho. Muy cuidada. Vaya, me encantó y pensaba que no me iba a gustar. Te la recomiendo. Creo que te gustará. No es romantica como tal aunque si hay un poso de amor pero a todos los niveles, no sólo el de pareja.
    -Safari en Boston: Un horror (y siento ser así de cruda). Buscaba algo divertido, que me hiciera, ya no reir por no ser exigente, sino sonreir, o hacer una mueca aunque sea vamos, para quitarme la intensidad de la anterior lectura. Lei comentarios como: me he partido de risa y cosas así y dije, venga, vamos a ver. Pues ni la mueca me salió a mi, y si me salió alguna mueca, ya te digo yo que de risa no sería. No es para mi. No es el chick lit que andaba yo buscando.
    -Las hijas de la novia: Me ha encantado. Muy romantica y muy sentida. Por poner una pega: el final. No porque no acabe bien, claro, sino porque las historias (de cada una de las 3 hermanas) se desarrolla fenomenal y al llegar el final, se acaba demasiado pronto. No se si me estoy explicando ( no verdad?). Me hubiera gustado un poco mas desarrollado el final y ya puestos a pedir, un epilogo. Pero a pesar de todo y para lo poco que leo yo de autoras extranjeras, esta historia me ha encantado.
    Y ese ha sido mi marzo. Disdrutando de las Fallas, de las mascletàs y de los excesos de comida.
    Y aqui me quedo, esperando ya no solo a Carlota sino tambien a "polos opuestos".

    Un besazo enormeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, de nuevooooo!
      Te voy contestando a trozos jajajaja
      Ay qué risa al recordar en instastories con Alice... jajaja pero sí, andaba yo bloqueada... parece que se ha pasado la racha!!
      Tengo ganas de leer el de Pan de limón con semillas de amapola. Solo el título ya se me quedó grabado a fuego y algún día lo pillaré ;)
      Ay, pues te puedes creer que SAfari en Boston lo leí hace años y recuerdo que me pareció muy entretenido?? Pero, claro, igual lo cojo ahora después de tantas lecturas y ya no me encaja. Pero me ha sorprendido, porque sí que le tenía buen recuerdo!
      Me alegro de que hayas disfrutado con las fiestas! :)

      Nos leemos, mil besos, guapa!

      Eliminar